Tú mismo

Sé la ventana abierta al universo
para que pueda entrar la luz
que te invita a brillar como una estrella,
más allá de la piel, de los zapatos,
de la tierra que arrastras en sus suelas.
Has de ser valiente, pues a veces
hay mucho bueno por llegar
y al abrir tu ventana a lo más grande
puedes temblar de pánico al sentir
todo el amor centrado en tu persona,
todo tu ser prendido del amor.
Sé la ventana abierta y no la cierres,
pues un regalo ronda tus temores.
Ten confianza en la bondad.
Tal vez recibas ser tú mismo.
Isabel A. M. Miralles

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Secretos

  • La vida tiene sus secretos,
  • hilos que nacen en las nubes,
  • sin ser las hebras de la lluvia.
  • Acaso, más allá, y sea innombrable
  • el lugar donde se forjan, repletos
  • de canciones a medida,
  • de insólitos atuendos para el viaje.
  • Las tortuosas veredas,
  • los caminos sinuosos,
  • la ancestral melodía.
  • te convocan a creer sin temor
  • que es todo perfecto, útil
  • para que expongas tus talentos
  • y coseches el renacer del ser
  • que aguarda intacto en la memoria
  • a través de los siglos.
  • ¿No escuchas tu nombre expandido
  • entre los vientos, ensanchado,
  • multiplicado en los espacios
  • por sutiles, sinuosos ecos?
  • Todo se transforma en promesa
  • y es tu nombre cortando la tiniebla,
  • cual héroe consagrado,
  • cual lluvia bendecida en la sequía.
  • Aprenderás que en todo vive el bien,
  • aunque este mire con desprecio,
  • se disfrace de reto
  • o se oculte tras la adversidad.
  • Te aguarda la ambrosía,
  • siempre divina,
  • el perpetuo latir de la victoria.
  •     Isabel A. M. Miralles
  • Sigue leyendo
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Alguna vez te dijeron. ..

  1. Alguna vez te dijeron que podías perdonar y perdonarte?

Que era posible abrir caminos allá donde hubo muros y cercados, angosturas, espinos y cerrojos?

Por azar, te mencionaron la nobleza que se despierta y se deslumbra  entre las fibras de tu alma, como un rayo de sol cada mañana?

Cada mañana nace en tus entrañas la nobleza y reclama su legítima de luz y su bandera de victorias plena.

Alguna vez escuchaste que eres único y grande, irrepetible,  motor de circunstancias y de vidas?

Cuántos corazones aguardan su ración de entendimiento y de vida.

Tal vez, también el tuyo la precisa, pues la vida no ese deber que se copia o imita.

Es el regalo que se transforma cada día en un reto distinto y  cuestiona el sentido de tus pasos,  de tu voz, de la memoria que alberga tu osamenta, tus células, tus dientes, que tanto han tiritando.

Has de saber que también te entregaron la semilla del mago y la del héroe.

Hazlas  germinar. Comienza ahora.

Saberte mago y héroe te renueva y renueva la vida en tu sonrisa.

Si no te lo dijeron, te lo digo.

Grita a los cuatro vientos el Amor.

Isabel A. M. Miralles

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

CERTEZAS

Si te atreves a mirar con osadía,

verás que no son ciertas tantas cosas. .

Sentirás el ardor y la impotencia

de haber sido engañado tantas veces…

Tanto tiempo alumbrando la caverna

para salir afuera y verlo claro.

Tanto escuchar que siempre está la muerte

al final de la escena…

Y ahora tienes miedo de pensar siquiera

que esa última palabra disputada

a la dama inmortal de la guadaña

bien pudiera estar repleta de verdades.

La certeza de ser nos desconcierta tanto

que anhelamos no ser, por desacato.

Hay certeza de ser hasta en la muerte.

Por eso la vida vale tanto, tanto,

que hay que ser muy valiente

para llevarla consigo al otro lado.

Isabel A. M. Miralles

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LA MONTAÑA

A quién no le ha ocurrido alguna vez

eso de ver una montaña

delante de los ojos.

Una montaña que penetra

con el mayor derecho el pensamiento

y se instala en el tálamo

y hasta copula con meninges,

besa su hendidura y te convence

de que fue consentido por tu parte.

Nada puedes hacer. Tiene razón.

Has atizado el fuego con tu lógica

y ahora que al fin se hace posible

tener una visión más acertada,

los caminos se tornan vulnerables,

laa distancias no encuentran el compás

y el humor vítreo persigue al acuoso.

Temes,quizás,  que llegue una demanda

proveniente del cosmos,

de una galaxia oblicua,  inconveniente,

acaso un flash almidonado de esperpentos

que te atrape en un mundo sin sentido.

La sorpresa te llega como abrazo.

Nada de eso rondaba tu equilibrio.

Abrazas como oso y lloras como niño.

Una luz grande y nueva ocupa tu cerebro.

También ha desaparecido la montaña.

Isabel A. M. Miralles

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Los amigos

El aire se ilumina en su presencia

Es la amistad sincera que te empapa

en la limpia cascada de su agua.

Es el puente que cubre los espacios

que separan la luz de la tiniebla

y proclama en su calma la victoria

en lo más generoso de su esencia.

Es la mano que endulza la tristeza

con la bendita  miel de su colmena,

de amor entretejida, sutileza

que del aire pende iluminada,

delicioso manjar que nutre el alma.

La voz de los amigos se desgrana

en limpia melodía de cataratas

que encienden los abismos de esperanza

e iluminan los pies con nuevos pasos.

El amigo,  la amiga, los amigos

son las piedras preciosas que nos salvan

del odio, del asfalto y del granito.

Convocan las auroras en su abrazo ,

brindando libertad a tus  ojos

para que puedan retornar sin miedo

de la fijeza muda del ocaso.

Isabel A. M. Miralles

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

ETERNIDAD

Todo cuanto nos rodea, cuanto existe o nos mira, nos toca, imaginamos o soñamos…

Todo lo que nos hiere, desprovistos de escudo, sin la capa social que nos oculta al mundo o, mejor dicho, nos incluye en su red, sometiéndonos a sus deseos , negándonos ese  desnudo único que nos propicia la ternura …

Todo,  incluso lo que nos vence en el abrazo más amado o nos rinde a las alas del destino.

Todo lo que nos persigue o perseguimos,

lo que no tiene nombre y nos perturba con su mano secreta, enterradora de noticias leves y serenas sonrisas silenciosas. ..

Todo, absolutamente todo, me lo dijo en sueños un ángel escapado de las sombras…

Todo contiene, en esencia,  una gota de eternidad.

Isabel A. M. Miralles

 

Publicado en Reflexiones, Uncategorized | Deja un comentario

Solo una célula

Antes, cuando no se tenía conocimiento

de todo ese tinglado

que organiza el espermatozoide con el óvulo

en la fiesta del sexo,

no era posible responder así.

Así como lo hizo aquel muchacho

de angelical mirada y dudosa compostura,

tras conocer el fruto

de su iniciático periplo jacobeo.

Una hermosa criatura, ;carne y hueso,

esperaba, tal vez,  un apellido

en forma de paternal sonrisa, bienvenida

al ser desnudo en rueca de intemperies.

Fracasado el intento por la madre,

esta le dio las gracias, de igual modo.

-La sacaría adelante, por supuesto-

Un abrazo le dio, pues lo quería

a pesar de la frase tan aséptica:

” Por qué me das las gracias?

Tan solo ha sido un espermatozoide,

una célula más  entre millones ”

El telón no cayó.

Era la vida…

Isabel A. M. Miralles

 

 

 

Publicado en POESÍAS, Uncategorized | Deja un comentario

Esos sabios llamados animales

Desde que tengo uso de razón siempre ha habido un animal amigo cerca

En la mayor parte de los casos se trataba de un perro,  pero también ha habido algún que otro gato, un pájaro,  una tortuga,una lechuza, un conejo indiano y hasta un choto.

Cito a estos y he omitido  gallinas ,pavos y conejos, que también han estado presentes en mi vida, por ser los primeros los que me han aportado experiencias más significativas, llegando a entrecruzarse estas en el laberíntico conglomerado del bagaje emocional, ese que nos confiere cierta singularidad ante los procesos que intervienen en la percepción del mundo.

Sin embargo, no cabe desechar a los segundos, pues, aunque de forma indirecta o meramente acomodaticia, su doméstica entidad comunitaria, sirvió para procurar divertidas anécdotas, cuando no, de base a verdaderas intrigas.

Aún recuerdo,  como si de ayer mismo se tratase, los ojos delirantes de Chuspi, el perro amarillo  de mi infancia, cuando, en secreto, le daba a comer los huevos de las gallinas que mi madre criaba con esmero.

Claro, que pronto llegó el día en que la escuché decir que esas gallinas no ponían y había que darles pasaporte.

Chuspi y yo nos miramos con complicidad y decidimos arreglar el asunto para evitar males mayores.

Cada uno de los animales de mi vida me ha aportado algo único y es de bien nacidos ser agradecidos.

Ellos también han sido y son maestros. Su paciencia y  capacidad de observación, de sorpresa, de ternura,  su complicidad, su intuición,  su disposición para el juego y la alegría…

Definitivamente, pienso que ni el mundo,ni nosotros,  seríamos los mismos sin esos animales que nos han acompañado y enseñado a lo largo de nuestras vidas. En ellos también reside buena parte de la sabiduría universal, aquella que conecta con lo natural, con lo más puro y auténtico.

No sería mala idea tenerlo en cuenta en estos tiempos tan propicios a la amnesia.

Hoy quiero agradecer la compañía de esos sabios llamados animales, que tanto nos ayudan a entender la vida, a pesar de sus, en ocasiones,  inoportunos desmanes.y travesuras.

A veces, incluso,  detrás de sus acciones se esconde un mensaje para el alma, tal vez un desafío. Quién sabe, si una revelación.

Aprender a escucharlos, a mirarlos con atención es afinar sutiles resortes que nos conectan con nosotros mismos,  con la vida y el universo.

Isabel A. M. Miralles

 

 

 

Sigue leyendo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

De la piel del tomate

Acaso,  alguna vez no te has sentido

tan frágil que hasta el aire

más tibio de la tarde

pudiera herir de muerte tu garganta?

Tu corazón de todos y de nadie

escudriña en las rendijas

de un sosiego perdido en un ocaso.

No parece el humano muy fiable.

Los animales,  en cambio, te entregan

esas puestas de sol donde sonríen las nubes

y duerme panza arriba el vaticinio.

Nada pone en peligro la morada del canto

donde vive ese niño que ahora tiembla,

herida la garganta

al descubrir la sombra de la muerte

anhelando morder esa envoltura

que ahora reconoce, a ciencia cierta,

de la piel del tomate.

Sabe ahora  que nunca tiene refugio cierto

el alma del poeta.

Isabel A. M. Miralles

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario