CRECIMIENTO PERSONAL .COM  -Tu portal en Internet de Crecimiento Personal-
::NOVEDADES::
 


NUEVA WEB


ANTIGUA WEB


 

RESERVA DE PLAZA


SOLICITUD DE INFORMACIÓN


CHAT EN DIRECTO


SITEMAP


RECURSOS GRATUITOS


 

CURSOS:


SERVICIOS


 

 

 


ARTÍCULOS


TESTS


DELEITE


BIBLIOGRAFÍA

 


CAMPUS


 

 


 

Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com
:: AMAR CON AUTOESTIMA ::
 

Debemos aprender a amar con autoestima. Asegura la doctora Emilia Kanan Farca que culpar a los hombres no resuelve el problema

(Alma Yáñez Villanueva/ PRIMERA PARTE)
(El Universal, 12 de julio de 2000)

 Profesionistas o no, solteras, divorciadas o viudas... el caso es que en la actualidad, se da con regularidad el fenómeno de "mujeres solas". ¿Por qué? ¿Será acaso que somos tan independientes que no nos interesa o no necesitamos de una pareja? ¿Será que no hay hombres adecuados y disponibles?

Emilia Kanan Farca, vicepresidenta de la Sociedad Psicoanalítica de México, AC, lo resume: "¿Qué hemos hecho mal?" En entrevista con EL UNIVERSAL, Kanan responde:

"En estos días la mujer experimenta un alto grado de sentimientos de insatisfacción en lo que respecta a su vida romántica. Mujeres de todas las edades y estados civiles cometen una serie de errores que terminan en fracaso, sufrimiento y soledad; y el error más grave es que se culpa a los hombres de que las cosas no salen bien". Agrega que si bien es cierto  que existen hombres muy conflictivos, "culparlos no resuelve el problema, pues ellos no nacieron precisamente para romper nuestro hilo emocional. Sería mejor que aprendiéramos a amar con autoestima, valor y  ética".

¿Qué es la autoestima? Es el producto de aquello que has logrado con esfuerzo, voluntad, sacrificio y trabajo; que te da un gran valor. Una mujer nunca debe sentirse sometida, ni resignada, ni esclava, ni furiosa, y mucho menos, inferior a nadie.

En el aspecto romántico, no hay motivo, se tenga pareja o no, de sentirse desilusionadas y desoladas, con sentimientos de tristeza, vacío o insatisfacción. La doctora Kanan invita a la reflexión y a preguntar en el interior de cada una. ¿No será que la conducta que han tenido con los hombres no les ha funcionado? ¿No será que en la relación de  pareja actúan equivocadamente porque no saben o no recuerdan que la conquista es un proceso biológico en el que el hombre debe tomar la iniciativa? ¿Habrán olvidado que mujeres y hombres no somos iguales en el plano romántico? "Es fácil concluir que no hay hombres  disponibles o adecuados cuando ellas son las culpables de su situación".

¿Qué se debe hacer? Para empezar, comprender que hay conductas equivocadas y manejar nuevas actitudes. Debemos aprender a valorar a largo  plazo una relación de pareja satisfactoria, profunda y comprometida con un hombre adecuado, que verdaderamente nos interese y con quien queramos estar toda la vida. Y no conformarse con lograr una profesión, tener un gran negocio o hacer una carrera brillante. "Están tan concentradas en estos últimos aspectos, que recurren a las quejas, las discusiones, la depresión, a comer, a la flojera, la cobardía y el egoísmo, con tal de no hacer lo necesario para mejorar sus vidas".

Convencida, expresó que: “la falta de condiciones personales o la actitud de poner el propio destino en manos de alguien más, se encuentra detrás de las mujeres que se sienten víctimas y sin remedio” ; todo lo anterior denota muchas veces cobardía. "¿Por qué no entender que ese respeto que buscamos de los demás debe fluir de dentro de nosotras? Tenemos que ganarlo con el trabajo cotidiano en todas las áreas de la vida; esto es lo que nos dará valor. Comprendamos que la mujer no puede actuar como hombre en el aspecto romántico, pues va en contra de toda lógica".

¿Cómo actuar? Quiero decir que no hay que llamar su atención con aspavientos, no hay que perseguirlos, ni llamarlos constantemente por teléfono, no quedarse horas conversando con ellos, ni verlos todos los días, no estar disponibles en cualquier momento. Son los errores más comunes , y existen más. Es gravísimo tener sexualidad casi de inmediato, relacionarse con hombres casados, que las dejan plantadas, rogarles después de que las desprecian, hacerlos el centro único de sus vidas y abandonar sus intereses personales; aceptar uniones libres, invitaciones de última hora, tomar papel de mamás, abrumarles, hablarles de matrimonio e hijos, torturarse tratando de averiguar porqué no las quieren, apegarse durante años a una situación así.

Es mejor aceptar que si alguien no te quiere, no te quiere y punto...

¿Cómo influye este comportamiento en los hombres? Los lleva no sólo a  que no se enamoren de ellas, sino a ser crueles, ignorarlas, abandonarlas y a comportarse como verdaderos patanes.

La conquista, un reto... Emilia Kanan mencionó que las mujeres destruyen con esas actitudes la ambición y el instinto masculino, pues "ellos nacieron para responder al reto y estos patrones y errores de conducta no hacen más que privarlos de ese reto y que su interés se esfume. Una mujer siempre debe alimentar el reto en un hombre".

Agregó que "además de las fallas que acabo de mencionar, otra de suma importancia es la de pasar por alto actitudes y conductas determinantes que están presentes desde el inicio de la relación y que son señales de alarma, que vislumbran que un hombre será una fuente de sufrimiento". ¿Cuáles serían esas conductas? Alcoholismo, adicciones, infidelidad, incompatibilidad, impulsividad, violencia, celos excesivos, irresponsabilidad, control de tu vida o un pasado dudoso. Esto se detecta y si se permite desde el principio, no va a permitir consolidar una buena relación de pareja. ¿Y por qué pasamos por alto estas actitudes? Muchas veces la soledad, la desesperación y el hambre de tener un hombre al lado hacen que te apresures y n o te permiten ver con claridad su carácter y personalidad. Esto las lleva a pagar un alto  precio, pues después se pasan todo el tiempo justificando las conductas inadecuadas de su compañero con tal de estar cerca de él.

"Por otro lado existe un mecanismo inconsciente que hace aparecer la ilusión de que tu pareja va a cambiar y va a sanar con tu ayuda". ¿Influyen en algo las experiencias de la niñez o la adolescencia? Por supuesto, y de manera determinante en la elección de pareja, porque al final se darán los esquemas y patrones de conducta que te hacen sufrir y no has podido cambiar. Explicó que "si tuviste la mala fortuna de tener una madre o padre emocionalmente ausente, egoísta, adicto o violento, es claro que tenderás a buscar inconscientemente el mismo escenario a la hora de elegir pareja, con la fantasía de 'ahora sí puedo cambiar a mi madre o a mi padre', representados en la persona de ese hombre". Pero no es así... Claro que no, piensan que si lo logran, serán dignas de ser amadas porque él rectificó sus malos hábitos por ellas, por tener su amor. Sin embargo, dijo, "un hombre puede llegar a ser un verdadero patán porque la mujer se lo permite y tolera". ¿Entonces ellas son responsables de su conducta? No de la de ellos, sino de la suya. Ella es la responsable porque tolera lo que sea con tal de no sentirse sola; o en otro caso, por no perder ciertas comodidades. Agregó que no son los hombres quienes vuelven miserables a las mujeres (a menos de que ellas lo permitan). Y aceptó que es un error echarles la culpa de la insatisfacción emocional.

Ellos no son la causa de que no hagan algo por cambiar su comportamiento y mejorar su vida. El interés del hombre es real cuando él es el que conquista.

A ellos les gusta que la mujer sea su mejor amiga, compañera, novia, esposa y amante, y no una niña llena de miedo que se deja hacer de todo  con tal de no quedarse sola.

 

(Alma Yáñez Villanueva /SEGUNDA PARTE Y ÚLTIMA)

(El Universal, 13 de julio de 2000)

  "No hay hombres... todos son iguales... no me valoran... "

 ¿Le suenan conocidas estas frases?

Emilia Kanan Farca, vicepresidenta de la Sociedad Psicoanalítica de México, AC, nos ha mencionado los errores más comunes que cometemos las mujeres en una relación de pareja y se ha referido a las actitudes que provocan el rechazo y el comportamiento masculino.

¿Cómo elegir al hombre adecuado? En primer lugar, una mujer tiene que comportarse con  educación y respeto al momento de elegir un hombre.

Debemos entender que por naturaleza el hombre es más fuerte, y por ello tienen otros sentimientos, no quieren comprometerse y evadirse está a la orden del día.

Insisto, quejarse, desgraciadamente es la versión femenina de resolver un problema. ¿Debemos aprender de ellos? En cierto modo. Los varones buscan la solución de conflictos en lugar de lamentarse. Definitivamente, deberíamos aprender de ellos, en lugar de existir a través de ellos. "Por ejemplo, la constancia en sus esfuerzos para  lograr sus metas. Ellos han aprendido mejor que nosotras que la determinación es la clave para lograr lo que se quiere en la vida y que además hay que vencer dificultades para conseguirlo".

Enfatizó que no es sano depender de un novio o esposo, ni definirse a sí misma a través de un él sin importarle que clase de hombre sea... Calificó como "una tragedia" el hecho de que la mujer se convierta en un "trozo" en la vida de un hombre; es decir, para ella, él está antes que nadie. "En cambio, lo que sí debe hacer, es mantener sus aficiones personales, tomar un rol activo para lograr una buena calidad de vida".

 ¿Ellos qué prefieren, una mujer activa o sumisa? A un buen hombre le gusta que la mujer, al mismo tiempo sea su mejor amiga, compañera, novia, esposa y amante, y no una niña llena de miedo que se deja hacer de todo con tal de no quedarse sola.

"Esto último -recalcó- es la mejor manera para perder el respeto ante los hombres. El respeto se empieza a ganar desde el primer momento en que se conoce a un hombre, siempre y cuando se adopten las normas de conducta adecuadas, que requieren esfuerzo, autocontrol y que bien vale la pena llevarlas a cabo".

Esto es... Los primeros momentos, días y meses de una relación sientan precedentes importantísimos de cómo será la calidad de la relación de pareja. "Está comprobado que las relaciones interpersonales -a todos los niveles- se basan en reglas que hay que respetar para lograr una armonía. Cuando sales con un hombre, lo tienes que hacer bajo determinadas normas y en un marco de ética personal. Pensar si en verdad quieres una relación satisfactoria y duradera. Si es así, tienes que aprender y practicar ciertas conductas, porque con ellas nos vamos a despreocupar de ser abandonadas, maltratadas o ignoradas". Al referirse a cuál será la recompensa" por esta conducta, Emilia Kanan indicó: "reconozcámoslo, lo que hemos hecho hasta ahora no ha funcionado. 'Gratificación' es cuando un hombre te conquista, se hace tu novio, te  propone matrimonio y te trata siempre como a una reina; y esto último es, porque le costó mucho trabajo tenerte.

"Asimismo, dijo, si seguimos estas normas, un hombre nunca te tomará a la ligera y hará un enorme esfuerzo por no perderte. Pero si desde el principio buscas excusas a su  comportamiento, no tan  adecuado, ésta es una señal de alarma, y si además te quiebras la cabeza porque después de la primera salida no te volvió a llamar, entonces empiezas a obsesionarte con alguien que no te conviene o a quien no le interesas".

¿Por qué un hombre no vuelve a llamar? No necesariamente porque sea un "patán", sino porque no seguiste normas de comportamiento adecuadas; eso lo hizo desilusionarse y perder interés. O porque no sintió la atracción física, emocional y mental para iniciar o continuar una relación contigo. Es tan fácil como que él esté interesado o no, le gustas o no,  quiere una relación contigo o no. Esto es perfectamente respetable y no lo convierte -de ninguna manera- en un hombre despreciable.

"Creo que, generalmente, las mujeres crean a los monstruos, pero tú a veces contribuiste en gran medida a su comportamiento. Por lo tanto, es mejor recurrir a tu sentido común. Si él no es una persona adecuada para ti, si obtiene lo que se le da la gana, es momento de cambiar tus actitudes; entonces él lo hará con las propias.

"Hay que dejar muy claro que el hombre no nació con la predisposición innata de lastimar a las mujeres y no se saldría con la suya tan fácilmente si uno no lo tolerara. Nunca hay que permitirle que actúe como un niño malcriado y luego perdonarlo cuando te dé una sonrisa o una flor y, lo que es peor,  pedir tú perdón por algo que no hiciste..." Esto es muy común... Sí, muchas mujeres se convierten en "limosneras de amor", no se sienten capaces de escoger a un hombre.

"Dime si no, a todas nos gusta saber que alguien está interesado en nosotras, pero esto no significa que de inmediato 'te dejes llevar', ese es el primer error: decir sí a lo que sea no es elegir, es desesperación".

¿Estar o sentirse solas no es una justificación? No, a pesar de que hay mujeres que no saben estar consigo mismas ni un día, y la ansiedad de no estar acompañadas repercute en ellas. Tanto, que llegan a conformarse con hombres que no valen la pena y se unen a ellos no porque realmente  los escogieron o se enamoraron, sino para obtener una integridad y  reafirmarse, para que las aprueben y sentir que valen. "No se dan cuenta que los sentimientos deben venir de dentro de ellas mismas, porque cuando se espera que sea el hombre quien los proporcione y no lo hace, la rabia y la desilusión acaban con su vida y su autoestima; es increíble ver cómo la mujer le llega a atribuir características omnipotentes a alguien que acaba de conocer".

¿Qué hay con la inteligencia? Esto no tiene que ver con el coeficiente intelectual, ya que una gran verdad es que existen mujeres muy inteligentes que cometen serios errores en el aspecto amoroso. Utilizan a un hombre, se acercan a él con soledad y desesperación. Quien tiene desesperación no podrá seleccionar. En el futuro, se convertirá en mujer divorciada, su autoestima se caerá al suelo y cometerá un error tras otro. La consecuencia de esto es más rechazo por parte de los hombres.

¿Qué papel juega la pasión? La pasión dentro de una relación se da cuando el hombre da y la mujer sabe recibir delicadamente. Llegará el momento en que él deduzca que va a surgir algo importante, esta relación le crea entusiasmo y automáticamente va a empezar a involucrarse más. "Sin embargo, hay quienes en lugar de esperar y dejar que ellos actúen, cambian de rol; empiezan a hablarles, a planear cómo les pagarán por el regalo recibido... esta actitud equivocada disminuye el interés del hombre. Esa tendencia es tan inconsciente en la mayoría de los casos, que la mujer no se da cuenta de lo que hace.

"En cambio, soltera o casada, si te mantienes receptiva, cuando un hombre está interesado en ti, te darás la oportunidad de explorar su personalidad, pues mientras más riesgos  corra para lograr su objetivo más involucrado estará”.

"De otra manera, si empiezas a dudar de su interés y te angustias, no tardarás en tratar de retenerlo, persiguiéndolo. Esto llega a sabotear el potencial de una relación y hace que su interés disminuya. La conducta de perseguir y abrumar tiene el efecto contrario a lo que se espera. Si  cometes esa falta, al instante él lo notará y dejará que tú hagas todo el trabajo en la relación".

 ¿Es cierto que los hombres no participan, no se molestan en nada? Esta es una de las quejas más frecuentes que tienen las mujeres con respecto  al sexo masculino. Se quejan de que ellos no participan, sin darse cuenta de que son ellas quienes provocan esta actitud.

"En resumen, el interés del hombre se va consolidando de manera firme cuando él es el que hace, el que se lo gana, el que lo logra y el que conquista. Se siente cada vez más interesado cuando tiene que planear qué hacer, qué dar, cómo proveer, cómo lograr sus objetivos, cómo impresionar, cómo lograr el amor, la tentación y la admiración de la mujer elegida, y no cuando ella le quita la oportunidad al ponerse incondicionalmente  disponible y a sus pies..."

Ya puedes realizar nuestro curso de Autoestima a Distancia Online 

 
 
 
 
 

:: INICIO :: CRECIMIENTO PERSONAL :: CURSOS ::  CAMPUS::  :: INFORMACIÓN:: SALUD PENE :: ARTÍCULOS :: DELEITE ::

::  AVISO LEGAL ::  Webmaster: Francisco Gómez