Viva la poesía y los que la aman de corazón

Dice el refrán que Dios los crea y ellos se juntan. Y algo de verdad debe de tener esta sentencia, a tenor del encuentro poético del pasado 21 de marzo en Zalacaín. Qué bonita ajuntaera de poetas y amantes de la poesía. Qué gracioso  fluir y qué variopinta diversidad de expresiones, tanto en la forma,  como en el fondo.

Y qué buena idea la de Charo Guarino, profesora de la Universidad de Murcia,  en cuanto a la organización de este particular homenaje a la Poesía  por el que desfilaron importantes nombres de la cultura y la literatura murcianas, como Santiago Delgado, Soren Peñalver y otros.

Allí estaba también la vicerrectora de Extensión Universitaria, Diana de Paco, compartiendo y apoyando con su presencia el acto.

Felicidades a las dos, Charo y Diana,  por vuestra motivación hacia el arte y vuestra implicación en este tipo de encuentros que propician, además del conocimiento entre las personas,  el sano compartir de algo tan hermoso como es la poesía, que desde mi humilde opinión,  debe servir para unir y no para todo lo contrario,  como en ocasiones sucede.

Unir mundos, visiones, experiencias,  sentimientos, seres en la más amplia extensión de la palabra. Seres vibrando en conexión con algo mucho más grande que ellos mismos.

Y que conste que no me refiero al nombre de una calle, por poner un ejemplo. En este caso sería una forma, no solo de trivializar, sino de subvertir lo real, lo que en verdad ha de prevalecer.

Por eso me atrevo a desear, tal como expresa el título de este escrito, larga vida a la Poesía y a los que de corazón la aman.

Y que cunda el ejemplo.

Lo dice alguien que disfruta organizando actos culturales y viendo cómo las personas se unen y crecen en torno a un hermoso ideal.

 

Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *